Xiaomi y Qualcomm colaboran juntos para crear un smartphone gamer.

Los smartphones para gamers llevan algunos años entre nosotros, sin embargo, estos no se han convertido en equipos tan atractivos para muchos usuarios, quizá por su diseño o porque su enfoque gaming evita que destaquen en otros elementos que los usuarios buscan en un teléfono, como una gran cámara, pantalla y autonomía. Por esta razón parece que Xiaomi ha tenido la idea de crear un teléfono de gama alta con todos estos elementos pero que a su vez tenga un gran desempeño para juegos.

Xiaomi acude a Qualcomm

El plan de Xiaomi para lograr que su nuevo smartphone sea uno de los más avanzados en la ejecución de juegos viene de buscar una asociación con Qualcomm, que es la firma que desarrolla los procesadores y GPU que la firma usa en sus mejores smartphones, es decir, los procesadores Snapdragon y la GPU Adreno.

Según menciona Ice Universe a través de Twitter, Xiaomi y Qualcomm estarían trabajando en un mejorado Game Turbo, que es la herramienta de Xiaomi que mejora la experiencia de juego en sus teléfonos sin la necesidad de ser un smartphone para gamers.

¿Pero cuáles serán estas mejoras para Game Turbo?, bueno, según la fuente Qualcomm estaría trabajando para que el Xiaomi Mi 10 Pro pueda personalizar la GPU a través de esta aplicación de Game Turbo. Esto significa que con esta nueva herramienta se podrían seleccionar diferentes modos de uso que ofrecerán resultados diferentes pero equilibrados entre calidad de imagen, rendimiento de juego y tasa de refresco.


Esta podría ser la solución para todos aquellos que buscan una gran experiencia de juego sin tener que apostar por un ROG Phone, BlackShark o Legion Phone, y al mismo tiempo tener un teléfono con una tasa de refresco alta, una buena autonomía, pero sobre todo con un diseño atractivo y una cámara sobresaliente, pues estas dos últimas cosas normalmente suelen estar ausentes en los smartphones para gamers.

1 vista